En nuestra oferta de ventanas de PVC en Madrid centro, si tuviéramos que decir cuáles son los modelos que mayor aceptación tienen entre nuestros clientes, sin duda, señalaríamos a cualquiera de los modelos que cuentan con un doble sistema de apertura. Hablamos, claro está, de las ventanas osciloparalelas y de las oscilobatientes. En el primer caso, se trata de ventanas que, para abrirse, una de las hojas se desliza lateralmente hasta quedar tras la otra.

Por su parte, las ventanas oscilobatientes se abren al pivotar sobre unas bisagras colocadas en el marco lateral de la ventana. Lo que tienen en común ambos modelos es que, una de las hojas, puede bascular hacia el interior dejando una pequeña abertura en la parte superior de la ventana, permitiendo con ello que la habitación se ventile aun en los días en el que las condiciones meteorológicas hacen desaconsejable abrir las ventanas. Si llueve, por ejemplo, la propia inclinación de la ventana hace que el agua se deslice hacia el exterior.

La gran mayoría de los clientes que se interesan por nuestras gran oferta en ventanas de PVC en Madrid centro terminan eligiendo uno de estos dos modelos por las muchas ventajas que acumulan. Con la misma capacidad aislante que el resto de los modelos pero ofreciendo otras muchas ventajas. En casas en las que viven niños pequeños, por ejemplo, se pueden mantener las ventanas abiertas sin temor a que los pequeños puedan asomarse con peligro por ellas.

Otra gran ventaja es que puedes ventilar la habitación sin necesidad de descorrer las cortinas, algo que se agradece cuando las casas de enfrente están demasiado próximas.

Ven a Lavín Decoraciones y Montajes y te mostraremos los diferentes modelos entre los que poder elegir las nuevas ventanas para tu casa.