Además de la instalación de ventanas de aluminio en Madrid centro, las contraventanas, son sin duda una gran solución para aumentar el aislamiento de las estancias, tanto en invierno para evitar el frío como en verano para el calor, pero que también aporta ventajas en lo que a reducción del ruido se refiere, suciedad en los cristales y privacidad.

No es raro que se confundan las contraventanas con los dobles acristalamientos, pero son soluciones muy diferentes. Las contraventanas son una especie de "puertecitas", que se colocan anexas a la ventana en el exterior o interior, que cumplen casi las mismas funciones que las persianas, ya que permiten abrirse y cerrarse en función de las necesidades de entrada de luz, calor, frío, privacidad o ruidos.

El gran valor añadido que aportan las contraventanas es el factor estético. Al margen de las ventajas funcionales, que no son pocas, las posibilidades decorativas de las contraventanas son múltiples, ya que permiten desde escoger las clásicas contraventanas correderas de aluminio a otras más modernas para dar un toque diferente al aspecto de las ventanas que se ven desde el exterior.

Es cierto que las contraventanas son una opción más habitual en casas unifamiliares y chalets que en pisos de varias plantas, ya que en los primeros hay total libertad para crear una estética exterior propia y conseguir, además de todas las ventajas ya dichas, un impacto visual bonito y un estilo distintivo que haga destacar la casa respecto a las de alrededor. Aunque son muchos los edificios de viviendas de nueva construcción o que rehabilitan sus fachadas y que apuestan por esta opción.

Si necesitas saber más acerca de nuestras contraventanas y ventanas de aluminio en Madrid centro, no pierdas tiempo y contacta con nosotros en Lavín Decoraciones y Montajes, y, encuentra soluciones para todo tipo de espacios.