Una de las grandes ventajas de las ventanas de aluminio en Madrid centro​ es que necesitan un mantenimiento mínimo frente a las ventanas hechas con otros materiales. Aun así, te damos una serie de consejos para mantener tus ventanas como nuevas y en perfecto uso:

- Los perfiles de las ventanas de aluminio en Madrid centro deben limpiarse dos o tres veces al año con agua y jabón neutro. Para finalizar el proceso, hay que aclarar las superficies con agua limpia y secar con un paño absorbente. Hay que evitar siempre el lavado en seco, ya que no es un método eficaz para este tipo de materiales.

- Revisar periódicamente los raíles de las ventanas. Esta acción es muy importante, ya que la suciedad y el polvo se acumulan en estos elementos pudiendo entorpecer el correcto cierre de las mismas. Hay que retirar la suciedad por aspiración o se puede recurrir a un cepillo o pincel que nos ayude en la tarea.

- Engrasar los mecanismos de cierre y de apertura de las ventanas. Esta acción debería realizarse una vez al año. Nos garantiza el adecuado movimiento de los engranajes y ayuda a proteger las piezas de las inclemencias del tiempo.

- Cuando estemos limpiando las ventanas, es un buen momento para revisar las juntas. Las siliconas o materiales que fijan los cristales a los perfiles pueden deteriorarse con el tiempo y este puede facilitar la entrada de agua y humedad. Una revisión periódica facilita detectar pequeñas fisuras o desgaste de material.

Si tienes problemas en el mantenimiento de tus ventanas de aluminio o quieres realizar alguna consulta, en Lavín Decoraciones y Montajes, S.L. contamos con un equipo de profesionales expertos en este tipo de montajes. No dudes en contactar con nosotros, valoraremos tu problema y te daremos la mejor solución acorde a tus necesidades.